Saltar al contenido

Un adolescente venezolano de 15 años se declaró culpable del descuartizamiento de dos hombres en Perú: “Sí, los descuarticé y qué”

Con apenas 15 años, un adolescente venezolano, apodado “Leswy”, se declaró culpable de ser uno de los autores materiales del  doble crimen y descuartizamiento que se registró en el hospedaje “Señor de Sipán”, ubicado en el distrito San Martín de Porres de Lima, Perú.

En tono envalentonado, el menor respondió ante los detectives peruanos: “Sí, los descuarticé y qué”, aceptando de esta manera  su responsabilidad en el desmembramiento del venezolano Rubén Matamoros (22) y el peruano Jafet  Torrico (24), registrado el pasado 8 de septiembre.

“No sabría cómo calificarlo, es indescriptible. Nunca había visto tanta crueldad, ni siquiera hay comparación con Alexander Pérez, ‘Gringasho’, cuando tenía su misma edad”, afirmó un oficial de la Dirección de Investigación Criminal (Dirincri) al medio Perú21.

Además, la fuente policial aseguró que cuando el menor relató cómo descuartizó a los dos hombres “hablaba como si hubiera hecho trozos un papel. Es un psicópata”.

“Leswy”, quien tenía en su celular videos y fotos de las víctimas cercenadas, se encontraba en una habitación que alquilaba su hermana en el distrito de Carabayllo, cuando fue capturado por las autoridades peruanas.

Este menor se había rapado la cabeza y depilado las cejas para evitar ser reconocido. Al momento de la detención, el sujeto se encontraba escondido debajo de una cama.

Commentarios